Códice
DIU)

En el siglo IV a.C., Hipócrates fue el precursor del dispositivo intrauterino (
DIU), ya que descubrió el efecto anticonceptivo que se derivaba de la colocación de un cuerpo extraño en el interior del útero y su utilización desde épocas remotas en las camellas de los nómadas del desierto, para evitar su preñez durante las largas travesías (piedras de río).

Aunque durante siglos se intentó el empleo de fragmentos de madera o de hueso como dispositivos intracervicales, la anticoncepción intrauterino moderna se inicia en 1928 con la presentación por Richter de un auténtico dispositivo intrauterino que consistía en un lazo de hilo de seda.

Grafenberg (1929) modificó el modelo anterior añadiéndole un hilo de una aleación de plata y cobre. Ota en 1934, consiguió su dispositivo cambiando los metales e introduciendo el plástico en su fabricación. Ambos publicaron en su tiempo las experiencias obtenidas.

Sin embargo, tras estos balbuceos iniciales, y como sea que el riesgo de infección era importante en aquellos tiempos, unido a una serie de razones socioculturales, hizo que los dispositivos intrauterinos no experimentaran un nuevo avance hasta la década de los 50s, en la que Openheimer (1959) presentó su experiencia con el anillo de Grafenberg (1929) e lshihama (1959) presentó la suya con el de Ota. Ambos confirmaron bajas cifras de embarazos.

En 1960, Margulies presentó su dispositivo (SAFE-T-Coil), que se caracterizaba por ser un dispositivo abierto, construido en polietileno y recubierto por una capa de sulfato de bario, que facilitaba su localización radiológica, a la vez que se montaba en un aplicador de plástico para su inserción. Lippes fue quien sobre la base de la espiral de Margulies, diseñó su conocida Asa de Lippes, sin duda el DIUmás utilizado en todo el mundo, el cual se fabrica en distintos tamaños para adaptarlo mejor a las dimensiones de la cavidad uterina y la única innovación que aportó fue la introducción en un hilo-guía en la cola del DIU, que ayudaba a su localización y extracción.

Zipper en 1967, diseñó la conocida "T" con cobre, un dispositivo de plástico en forma de T en cuyo brazo vertical se encuentra enrollada una espiral de cobre. Sobre esta base aparecieron el Cu- 7 y el Multiload, diseñado por Vans Os (1974), para reducir con su especial diseño la cifra de expulsiones.

Fue en 1970 cuando Scomegna demostró que añadiendo esteroides y concretamente Progesteronaa la rama horizontal de la T, se conseguía un efecto anticonceptivo similar, reduciendo notablemente la pérdida menstrual y la Dismenorreaque acompañaban a la utilización de los anteriores dispositivos. Este mismo año se inició la fabricación de DIU’s medicados o bioactivos, con iones de cobre y plata o con hormonas, incrementándose la eficacia anticonceptiva y reduciéndose los efectos secundarios.

En América Latina, un 6.6% de mujeres utilizan el DIUpara evitar el embarazo. En Suecia, por ejemplo, el 30% de las mujeres que emplean métodos anticonceptivos reversibles eligen el DIUcon un porcentaje de falla muy bajo. En Estados Unidos menos del 2% de las parejas usan este método.

Finalmente, en los últimos años se han ido introduciendo modificaciones con lo que se duplica el tiempo de acción.

Condones o preservativos

En Grecia y Roma se utilizaban membranas animales (vejiga e intestino) a manera de condones para evitar el paso del semen a la cavidad uterina, además de evitar la propagación de enfermedades venéreas. Así también se sabía que la lactancia materna confería cierto grado de eficacia como anticonceptivo natural.

En 1872 se utilizó el caucho para la fabricación de preservativos, llegándose a producir en Gran Bretaña 1,200,000 unidades; en 1958, en los Estados Unidos de Norteamérica se produjeron 600 millones de condones.

El caucho continúa siendo utilizado para los métodos de barrera. En 1838 se fabrica la primera "tapa cervical" por un ginecólogo alemán, F.A. Wilde; pero, el primer Diafragmafue diseñado por el médico alemán C. Hasse, quien lo describió en un artículo en 1880, bajo el pseudónimo de Wilhelm P.J. Mensinga, el cual se popularizó rápidamente en Alemania y Holanda.

Se estima que aproximadamente el 31% de las parejas inglesas previenen la concepción con el uso del condón, el Japón se tiene un registro del 70%. En América Latina solamente el 6% utiliza el condón para prevenir un embarazo.

Actualmente, el preservativo no sólo se emplea como método anticonceptivo, sino para prevenir la transmisión de enfermedades sexuales, como el SIDA.

Salpingoclasia y vasectomía

En 1880, Lungren realizó el primer procedimiento de esterilización tubárica después de una operación cesárea. Desde entonces se han descrito más de 100 técnicas diferentes de intervenciones quirúrgicas para la esterilización femenina definitiva.

Un aspecto muy importante para la elección de la esterilización femenina (salpingoclasia) como método anticonceptivo es el de su irreversibilidad. La decisión de elegir este método ha de ser muy clara y conociendo bien las ventajas y desventajas, pues muchas mujeres se arrepienten de esta decisión.

La vasectomía se inicia a principios de este siglo con Sharp (1930), pero no es sino hasta 1963 que Poffenberger publica 2,000 casos de vasectomías voluntarias efectuadas de 1956 a 1961, con excelentes resultados. Para 1983 se habían efectuado más de 32,931,000 vasectomías en todo el mundo.

Al igual que la esterilización tubárica, se debe considerar un método quirúrgico irreversible, aunque en algunos países se realiza exitosamente su reversibilidad. Este es uno de los métodos más seguros; sólo en casos excepcionales puede producirse una falla debido a que los conductos se canalicen de nuevo y pasen otra vez los espermatozoides al eyaculado y produzcan el embarazo.

Natural

La ventaja del método natural es que no precisa de adiestramiento por parte de técnicos ni del uso de procedimientos químicos y mecánicos. Existen varios tipos de métodos naturales: la abstinencia periódica, el método del ritmo, el método de la temperatura basal, el método Billings, la lactancia materna y el Coitointerrumpido.

Desde el punto de vista de la contracepción, es un método poco recomendable, ya que la lubricación del pene previa a la eyaculación contiene espermatozoides, resultando en un alto porcentaje de fracasos, así como la facilidad de producir insatisfacción sexual. Este método es utilizado por el 48% de las mujeres latinoamericanas.

Abstinencia periódica

La abstinencia de la relación sexual durante parte del ciclo menstrual ha sido practicada a través del tiempo como acto religioso, tabú o intento fortuito de evitar la concepción. No obstante, fue sólo hasta 1928 que el uso del método obtuvo bases científicas, cuando el Dr. Knauss, de Austria, observó que la Ovulacióntiene una relación fija en el siguiente período menstrual, que ocurre aproximadamente 14 días antes de su comienzo.

En 1930, el Dr. Kyusaku Ogino, en Japón, formuló una opinión similar. Antes de ese tiempo, el conocimiento sobre el ciclo menstrual y la fertilidad era vago y con frecuencia errado, ya que se asoció la Menstruacióncon la Ovulación, considerando que el período más fértil del ciclo seguía inmediatamente después de la Menstruación.

Temperatura basal

La temperatura basal fue tomada en cuenta en 1868. Fue Squiere quien notificó sobre el descenso de la temperatura corporal durante el período menstrual y su elevación antes de la misma. La importancia de esta elevación no fue reconocida sino hasta 1928, cuando Von de Valde la asoció con la actividad del cuerpo lúteo. Pero es hasta 1947 que V. Ferin formuló la hipótesis de que esta elevación podría utilizarse para señalar (la Ovulación) el tiempo inadecuado para la relación sexual, con el fin de evitar el embarazo.

Anticonceptivos hormonales

Gran parte de la producción de los métodos anticonceptivos hormonales se desarrolló en México, gracias a que el biólogo R.E. Marker utilizó una planta llamada Dioscórea barbasco, que florecía en la cuenca de los ríos de Orizaba y Córdoba, en el estado mexicano de Veracruz. Pero fue el biólogo Gregory Pincus quien se encargó de coordinar los estudios clínicos y lograr un total de 8,133 ciclos de an Ovulación, con lo que la FDA de Estados Unidos, en 1959, otorgó la patente a Enovid 10, como agente anticonceptivo, con lo que se hizo oficial el nacimiento de la "Píldora".

Al principio del decenio de los 50s, se desarrollaron las primeras progestinas inyectables, pero es hasta la década de los 60s que se iniciaron los ensayos clínicos con fines anticonceptivos, conocidos como los inyectables de primera generación con alta eficacia, pero con algunos efectos colaterales secundarios, como sangrado intermenstrual. Aún así, más de 600,000 mujeres en América Latina los utilizaron en la década de los 70s.

Cuando la píldora fue ofrecida por vez primera como una opción anticonceptiva para la población mundial, se le vio no sólo como una solución para la regulación individual de la fertilidad, sino además como una valiosa herramienta para el control poblacional.

Desde su creación, decenas de millones de mujeres alrededor del mundo lo emplean por ser el método contraceptivo reversible más eficaz (99.7% de eficacia), siempre que se use correctamente.

La píldora que nació en los años 60 es muy diferente a la que se consume actualmente, ya que gracias a los avances científicos se han logrado numerosos beneficios en la salud de la mujer, al igual que en el mejoramiento de su calidad de vida.

En América Latina sólo el 9.36% de las mujeres emplea la píldora como método anticonceptivo, mientras que en Europa lo utilizan el 33% de las mujeres.

Con respecto a la anticoncepción subdérmica (implantes), éstos fueron introducidos recientemente. Sin embargo, las investigaciones se iniciaron en 1969 con el desarrollo de un reservorio de silástico que contiene un progestágeno para uso subdérmico, el cual fue aprobado en 1984 en EE.UU.

En la actualidad se encuentran en fase de investigación estudios múltiples y programas de anticoncepción, tanto femeninos como masculinos, como son las vacunas, los análogos hormonales y quizá el único anticonceptivo para uso en hombres, ya que inhibe la formación de espermatozoides. Sin embargo, un panorama muy interesante y grande se vislumbra para un mejor futuro de la contracepción hormonal en ambos sexos.

Anticonceptivos orales (AO’s)

Pocos fármacos en la historia de la Medicina han estado tan asociados a determinadas actividades sociales como la píldora, tanto en su desarrollo como en su evaluación y repercusiones.

En la investigación básica de la fisiología médica del siglo pasado, habían supuesto ya Beard (1897) y Prenat (1898) que durante el embarazo la madurez de nuevos folículos así como la Ovulaciónserían reprimidos por productos de secreción del cuerpo lúteo (cuerpo amarillo).

En 1919, Ludwig Maberland logró artificialmente una "esterilidad hormonal temporal" en animales fértiles a los cuales transplantó los ovarios de animales preñados.

En 1921, solicitó a la Sociedad Médica de Innsbruck la inducción de la así llamada "esterilidad hormonal", mediante la administración por vía parenteral de extractos ováricos a las mujeres sanas (vía que evita la participación del tracto gastrointestinal, es decir, por inyección subcutánea, intramuscular o intravenosa) o por vía oral.

Un decenio más tarde, el químico Butenandt logró el aislamiento, esclarecimiento de su estructura y la síntesis de los primeros esteroides sexuales.

Para sustancias con efecto progestágeno se sugirió, en 1947 el término "gestágeno". La raíz gestación (Latín) significa cargar o preñez (gestación).

Apenas después de la II Guerra Mundial, reinició Gregory Pincus (EUA) la búsqueda seria de un contraceptivo, tolerable, efectivo y fácilmente aplicable, la enfermera Margaret Sander, le motivó para este trabajo y le convenció de la necesidad del desarrollo de nuevos métodos para prevenir la concepción.

Pincus y cols se orientaron, por último, hacia la utilización de la combinación estrógeno/ progestágeno.

El primer preparado (la primera "píldora" del mundo), que fue puesta en uso en gran escala en 1959, contenía una dosis extraordinariamente alta, según los criterios de hoy; no obstante, el principio de Pincus, no ha perdido hasta ahora su vigencia. Mejoras posteriores a la píldora de Pincus se refirieron ante todo a la dosificación y elección del progestágeno.

La primera píldora en Europa fue puesta en el mercado en 1961.

Las actividades de investigación en el desarrollo de los AO’s se ocuparon en los años siguientes, por una parte, en la búsqueda de nuevos y mejores esteroides sexuales y, por otra, en desarrollar un esquema de administración mejor adaptado al ciclo.

Entre 1961 y 1963, Greenblatt y Goldzieher intentaron un mejor acondicionamiento fisiológico al ciclo normal.


Derechos sexuales y reproductivos

Aparato reproductor femenino

Abortos y embarazos no planeados

Historia de la Anticoncepción

La Anticoncepción en América Latina

Anticoncepción Masculina

Beneficios y riesgos de los contraceptivos orales

Clasificación de los anticonceptivos

Planificación familiar

Demografía y Anticoncepción

CELSAM

AND OR
Página principal
Manual en línea /
o agentes activos de superficie. En este momento son el principal ingrediente activo de todos los productos espermaticidas del mercado y se han ido combinando con diferentes excipientes en una variedad de formas que incluyen los supositorios, jaleas, cremas, aerosoles y tabletas.

Dispositivos intrauterinos (

Testimonios en video

entre aquí

Si usted es médico,

Manual en línea

Historia de la Anticoncepción

El marco histórico permite conocer la evolución de la anticoncepción, basada en la necesidad de espaciar la reproducción. Sin embargo, la anticoncepción no fue considerada como necesidad para la humanidad hasta que el balance entre muertes y nacimientos no fue lejano a cero y la migración ya no pudo aliviar los excesos en el crecimiento poblacional mediante la ocupación de amplias tierras inhabitadas.

La situación cambió en el último siglo, cuando la reducción en la tasa de mortalidad condujo a presiones demográficas tanto para familias, como para ciudades, países y el mundo en general.

Mientras la tasa de crecimiento poblacional alcanzaba su cumbre, surgieron en muchos países formas accesibles y culturalmente aceptadas de regulación de la fertilidad

A continuación presentamos una breve historia y evolución de los principales métodos anticonceptivos.

Espermicidas o espermaticidas

La primera referencia escrita sobre el uso de espermaticidas, data de los papiros egipcios del año 1850 a.C. A lo largo de todos estos siglos se han venido utilizando con este fin sustancias diferentes:

Miel y carbonato sódico natural
Estiércol animal (elefante o cocodrilo)
Agua y vinagre
Agua y limón
Aceites
Soluciones jabonosas

En las últimas décadas del siglo XIX tuvo lugar la gran expansión de este tipo de producto en cuanto a su fabricación y distribución. Entre los primeros productos comerciales estaban y están los supositorios de quinina, desarrollados por Walter Rendel en 1885.

En 1937 se introdujo como contraceptivo vaginal, el acetato de fenilmercurio, que resultó ser más efectivo que el sulfato de quinina.

En 1950 un importante avance en la historia de los espermaticidas fue la introducción de los
Surfactantes
Celsam presenta los resultados de la encuesta de embarazo adolescente

Más información







Condiciones de Uso, Publicidad y Patrocinio|

Esta es la visita número 2,205,003
"Este sitio está en conformidad con los principios de HONcode"

Todos los derechos reservados © 2004 - Centro Latinoamericano de Salud y Mujer
Última actualización: 9 de febrero, 2005

Diseño, desarrollo y mantenimiento: