La planificación familiar es la utilización de procedimientos naturales o artificiales, tanto temporales como ...

Más información >


usuario
clave

Si usted es médico, favor de registrarse aquí.

Si olvidó su clave de acceso, haga click aquí.






Adolescencia

Muchas personas al llegar a la edad de la adolescencia presentan problemas de tipo ginecológico como lo pueden ser trastornos en los ciclos menstruales, ya sea porque sus periodos no vienen periódicamente o porque éstos se presentan muy frecuentes; otras padecen períodos menstruales dolorosos y no consultan porque se considera como normal el que la Menstruación es sinónimo de dolor. No hay que dejar de mencionar que otras adolescentes quedan embarazadas por no tener información adecuada y responsable de un especialista; de la misma manera existen muchas consultas que se dejan de dar por la falta de decisión de contactar con el ginecólogo o ginecóloga.

Hoy en día aún existe el falso concepto de que la visita al ginecólogo (a) es difícil para la adolescente, unas piensan que es perder el pudor y respeto a sí misma y a los padres, hay quienes piensan que la adolescencia debe únicamente ser vista por pediatras, otros y otras lo que es peor, piensan que si llevan a la hija al ginecólogo (a) será permitirle libertad sexual.

Falsos conceptos que hoy en día no deberían existir en primer lugar porque el ginecólogo y la ginecóloga son profesionales que se han preparado en la medicina integral de la mujer y que han estudiado la endocrinología femenina, la cual juega un factor sumamente importante en esta etapa de cambios, fundamentalmente debido a alteraciones hormonales.

El ginecólogo (a) está preparado (a) para atender adecuadamente a la adolescente, se hace necesario que a su primera consulta acuda acompañada de un familiar para establecer una adecuada atmósfera de confianza y empatía con el médico (a); hoy ya no se realizan exámenes ginecológicos que pongan en peligro el pudor de la paciente puesto que con la ultrasonografía se logran evaluar sus órganos pélvicos uterinos sin necesidad de examen físico de los mismos.

Es adecuado el conocer los ciclos menstruales en la paciente y éstos hoy en día se pueden regular si fuera necesario con combinados hormonales de muy bajas dosis que aportan más beneficios que efectos no deseables. Estas hormonas pueden servir para regular ciclos, disminuir cantidades de sangrado, evitar molestias ocasionadas por el dolor e incluso evitar un embarazo no deseado, el que hoy en día en nuestro país representa en la adolescencia el 25% de los embarazos. Además pueden disminuir o hacer desaparecer quistes de ovario e incluso dar cierta protección a las patologías benignas de la mama.

Si en la consulta se conoce todo esto puede incluso ser importante entender cambios en la paciente y esto ayudará a tener una adolescencia responsable y sana.

Es por esto y mucho más que la paciente debería en la etapa de la adolescencia consultar con el ginecólogo (a) y así olvidar el tabú de que al (a la) mismo (a) sólo se va por embarazo.

DR. JOSE ANTONIO BONET MIRÓ
El Salvador







Anticoncepción y enfermedades

Anticoncepción y la adolescencia

Anticonceptivos

Proyecto Farmacia Joven

Sexualidad

Terapia de reemplazo hormonal

CONDICIONES DE USO, PUBLICIDAD Y PATROCINIO

Todos los derechos reservados © 2004 - Centro Latinoamericano Salud y Mujer
Última actualización: 16/4/2004

diseño y desarrollo: CÓDICE