En general, los métodos anticonceptivos se clasifican en:

• Definitivos
• Temporales


Como su...

Más información >


usuario
clave

Si usted es médico, favor de registrarse aquí.

Si olvidó su clave de acceso, haga click aquí.






Disfunciones sexuales femeninas (Parte 2)

La anorgasmia puede ser de origen orgánico o psicológico. Las lesiones orgánicas se dan cuando hay alguna lesión o anomalía congénita en las áreas anatómicas que circundan al clítoris. El clítoris es más rico en corpúsculos sensitivos y terminales nerviosas por unidad de superficie que cualquier otra parte del cuerpo. Los estímulos desencadenados en el clítoris y áreas circunvecinas desencadenan un arco reflejo que reside en la corteza cerebral y que retorna el estímulo a los centros neuronales de la región sacra de la médula, desencadenando contracciones de ciertos músculos perivaginales. Cualquier lesión en alguno de estos puntos (clitoris, mucosa vaginal, nervios de la médula espinal, corteza cerebral y músculos perivaginales) puede dar como resultado una anorgasmia. Sin embargo del total de anorgasmias femeninas sólo el 5% son de origen orgánica. 19 de cada 20 anorgasmias son de origen psicológicas.


CAUSAS PSICOLOGICAS:
PRIMERO:

Hay que recordar que el umbral orgásmico de cada mujer varía considerablemente. Algunas requieren unos pocos minutos de estímulo, mientras que otras requieren más de 02 horas. Se acepta como promedio normal de 10 a 30 minutos. Así, la causa más frecuente de anorgasmia femenina es la estimulación insuficiente por parte de la pareja.


SEGUNDO:
La segunda causa de anorgasmia psicológica es la autovigilancia durante la relación sexual y la ansiedad asociada a la expectativa del orgasmo. Esta causa cognitiva hace que el punto de enfoque mental (la atención centrada en querer controlar el orgasmo) sea precisamente la causa de su inhibición.

Pero no es infrecuente encontrar como causas, a factores psicológicos como sentimientos de culpabilidad por creencias erróneas respecto al derecho de experimentar placer, o los sentimientos confusos por estar en discordia con el compañero sexual, o la anorgasmia coital aún y cuando se puede alcanzar el orgasmo por autoestimulación, o la anorgasmia con una pareja antigua y orgasmos intensos con una pareja reciente, o el sentimiento de culpabilidad que produce la infidelidad, etc.


TRATAMIENTO:
Como todas las otras terapias sexuales deberá ser aceptado por la mujer una vez que se le han explicado sus causas y sus implicaciones. Primero se deberá definir el tipo: orgánica, psicológica, primaria, secundaria o situacional.

Las causas orgánicas deben ser tratadas por el Médico Ginecólogo. El resto de los tipos debe tener como bastión principal ayudar a la mujer a alcanzar su primer orgasmo, sin olvidar en ningún momento que la obsesión por conseguirlo puede bloquearlo, planteándole a la mujer que su objetivo debe ser mejorar la calidad y el disfrute de su sexualidad.

La autoestimulación es la mejor técnica para lograrlo, pues es una forma más fácil de conseguir el orgasmo, y porque al trabajar inicialmente sola puede dirigir toda su atención a su propia respuesta, sin la presión que demanda la pareja y sin preocuparse por el estado de él. Los pasos debieran ser programados y no se recomienda pasar al siguiente paso sin tener superado el anterior. Una vez conseguidos los primeros orgasmos, la mujer habrá adquirido la tranquilidad de reconocerse como normal y mantener una expectativa de confianza en su consecución. Medicamente se ha visto que las contracciones musculares orgásmicas mejoran la circulación perivaginal, reduciendo el umbral orgásmico y permitiendo que en las estimulaciones sucesivas éste se alcance con más facilidad.

La tercera fase es involucrar a la pareja dentro del contexto haciendo dinámico el tratamiento.

Por supuesto que si la pareja es colaboradora, el porcentaje de éxito será mayor. El 95% de las mujeres suelen responder exitosamente con este tratamiento.

Seguirá: Dispareunia y vaginismo.






Anticoncepción y enfermedades

Anticoncepción y la adolescencia

Anticonceptivos

Sexualidad

Terapia de reemplazo hormonal

Todos los derechos reservados © 2002 - Centro Latinoamericano Salud y Mujer     CONDICIONES DE USO diseño y desarrollo: CÓDICE