La esterilización femenina o anticoncepción quirúrgica es una solución definitiva, como se ha mencionado anter...

Más información >


usuario
clave

Si usted es médico, favor de registrarse aquí.

Si olvidó su clave de acceso, haga click aquí.






Endometriosis

Muchas mujeres que padecen de dolor menstrual, dolor de vientre, de trastornos menstruales y de infertilidad, probablemente pueden tener como causa una Endometriosis y si ésta no se diagnostica, cosa frecuente, puede llegar a crear problemas más serios y con tratamientos más costosos si se llega a la esterilidad o a Endometriomas (quistes de chocolate), los cuales van a necesitar en muchas ocasiones de cirugía.

La Endometriosis no es más que la presencia de tejido idéntico al Endometrio fuera de la matriz, Endometrio el cual contiene glándulas y estrona, por lo que va a ser funcional y lógicamente si es funcional, mes a mes va a producirse secreción sanguínea en lugares que no están preparados para ello, lo que acarrea dolor, irritación y la probable formación de adherencias que dependiendo del lugar de implantación, así nos va a dar los síntomas o probables consecuencias que suelen afectar órganos como recto, vejiga, asas intestinales y lo que preocupa mucho a las parejas sin familia cuando afectan las Trompas de Falopio, lo cual va a redundar en problemas de fertilidad.

Existen varias teorías en cuanto al origen de esta enfermedad. Sin embargo, no se conoce al momento su verdadero origen.

Se calcula que actualmente un 50% de las pacientes adolescentes que padecen de Dismenorrea intensa su origen es la Endometriosis y un 70% de pacientes estériles se ha diagnosticado Endometriosis por Laparoscopia. En la población en general sólo un 2.5% tiene esta enfermedad, aunque pude existir un sub-registro debido a que el diagnóstico debe ser por métodos invasivos como la Laparoscopia y laparotomía.

Esta enfermedad suele aparecer entre los 30 y 40 años, principalmente en mujeres asiáticas y de un alto nivel socio-económico, así como factores que aumentan el riesgo: intervenciones quirúrgicas en el útero, legrados a repetición, histerosalpingografias, cesáreas. Se ha relacionado con enfermedades que se acompañan de aumento de los Estrógenos como en pacientes anovulatorias, transtornos menstruales excesivos, por lo cual los anticonceptivos orales y principalmente los de baja dosis disminuyen el riesgo, puesto que al tener estas concentraciones muy bajas en Estrógenos, incluso más bajos que los propios de la paciente, hace que el riesgo de ésta enfermedad reduzca grandemente y hoy en día se cataloga como uno de los importantes beneficios de los anticonceptivos orales, pues disminuyen la cantidad de sangrado, con lo que se logra también minimizar el dolor pélvico menstrual o premenstrual y al tener estas mínimas dosis de estrógeno el riesgo de padecer Endometriosis disminuye.

El diagnóstico de esta enfermedad debe de realizarse con una consulta ginecológica y el médico al examinar física y por historia clínica puede presuponer con la presencia de Endometriosis y apoyarse en exámenes de laboratorio como el Ca 125 o de gabinete como la ultrasonografía transvaginal, la cual sospechara Endometriosis si existen quistes (Endometrioma). Sin embargo, la prueba definitiva es la Laparoscopia que permite visualizar directamente las lesiones típicas y la extensión que ella tiene.

Una vez diagnosticada la enfermedad, se recurre al tratamiento que se inicia medicamente tratando el síntoma principal con antiinflamatorios no esteroidales como el Ibuprofeno, Diclofenaco, etc. Se emplean medicamentos que simulen una seudogestación, como los anticonceptivos orales y otros de reciente aparición pero que son ya mucho más costoso como Danazol, Gestrinona y análogos Gn, Rh, el único inconveniente de estos es que una vez se suspende el tratamiento, pueden volver a aparecer los síntomas y a crecer las lesiones, lo cual hace que se llegue a tratamientos quirúrgicos que dependiendo de la edad del paciente pueden ser conservadores o radicales.

Por lo que, con consultas médicas tempranas, con medicamentos que disminuyen los riesgos y sobre todo una adecuada asesoría, se puede llegar no a evitar estas enfermedades pero si disminuir sus graves consecuencias.


DR. JOSE ANTONIO BONET MIRO





Anticoncepción y enfermedades

Anticoncepción y la adolescencia

Anticonceptivos

Proyecto Farmacia Joven

Sexualidad

Terapia de reemplazo hormonal

CONDICIONES DE USO, PUBLICIDAD Y PATROCINIO

Todos los derechos reservados © 2004 - Centro Latinoamericano Salud y Mujer
Última actualización: 28/5/2004

diseño y desarrollo: CÓDICE