La endocepción es el nuevo método para la prevención del embarazo, puede ser el más apropiado para las mujeres...

Más información >


usuario
clave

Si usted es médico, favor de registrarse aquí.

Si olvidó su clave de acceso, haga click aquí.






La enfermedad Silente

Pocas son las mujeres que piensan llegar a padecer Osteoporosis pues pocos son los médicos que investigan el estado óseo de la paciente, a pesar de que se sabe que a partir de los 35 años la masa ósea inicia una paulatina disminución, la cual se incrementa en la Menopausia; esta pérdida puede ser tan importante y llevar a un 20% de las pacientes, como lo avalan datos de la OMS, a padecer de Osteoporosis postmenopáusica.

Además, si sabemos que existen una serie de factores determinantes de la densidad mineral osea, como son los factores genéticos, raza fenotipos de los cuales no son modificables; o factores si modificables como hábitos alimenticios, escasa ingesta de calcio, ingesta de alcohol, café o medicamentos utilizados frecuentemente como esteroides, heparina, anticonvulsivantes, sedentarismo, etc. Los cuales pueden hacer que la masa ósea pico o máxima que se alcanza entre los 20-35 años puede no tener los valores deseados y si la paciente tiene masas óseas no adecuadas en el momento de la pérdida fisiológica y más aún en la Menopausia puede llegar a padecer de Osteoporosis a edades tempranas.

Si pensamos que las expectativas de vida de la mujer cada día se incrementan, lógicamente es de esperar que si no se previenen estas pérdidas de masa ósea cada día nos encontraremos con más población que padezca de osteoporosis y por ende encontraremos cada vez más con sus temidas complicaciones como fractura de radio distal que impedirá el normal funcionamiento de una persona y peor aún si presenta fractura de cadera, la cual puede invalidar a la paciente que ya de por si a estas edades puede ser dependiente, como a complicaciones más graves ya sea por pérdidas sanguineas, embolias grasas o problemas transoperatorios.

Es así que en países como el nuestro donde los recursos sanitarios son escasos, el diagnóstico y tratamiento temprano en esta situación puede ayudar grandemente a evitar estas consecuencias catastróficas que ya en países como Estados Unidos emplean más de 14 billones de dólares en complicaciones debido a osteoporosis.

Así como se hacen exámenes de tamizaje de colesterol, mamografía, citología, bien podemos emplear los nuevos métodos de Screening de densitometría ósea, con los cuales se disminuyen gastos, son seguros y detectan desde un hueso sano, una osteopenia y lo que no deseamos la osteoporosis empleando poblaciones de referencia tanto a su edad (Z Score) y poblaciones Adulto Joven (T Score) los cuales dan datos avalados por la OMS.

Si hacemos estos tamizajes se puede tratar la pérdida ósea ya sea con medidas preventivas tales como ejercicios, dieta, incremento en ingesta de calcio, dejar ciertos hábitos como el tabaco, alcohol, café; o si ya es necesario con medicamentos estimuladores de formación ósea o inhibidores de la resorción.

Es de esta manera como podemos tratar de disminuir la Incidencia de osteoporosis, la cual va a repercutir en una mejor calidad de vida para las pacientes postmenopaúsicas, y evitar este problema que tanta trascendencia económica y social tiene.

DR. JOSE ANTONIO BONET MIRO.
El Salvador
[email protected]







Anticoncepción y enfermedades

Anticoncepción y la adolescencia

Anticonceptivos

Proyecto Farmacia Joven

Sexualidad

Terapia de reemplazo hormonal

CONDICIONES DE USO, PUBLICIDAD Y PATROCINIO

Todos los derechos reservados © 2004 - Centro Latinoamericano Salud y Mujer
Última actualización: 29/7/2004

diseño y desarrollo: CÓDICE