Según el British Journal of Sexual Medicine, en los Estados Unidos la esterilización es el método número uno d...

Más información >


usuario
clave

Si usted es médico, favor de registrarse aquí.

Si olvidó su clave de acceso, haga click aquí.






¿Es posible atenuar el envejecimiento de la piel?

CELSAM, Santiago de Chile.- El deterioro de la piel con la edad es uno de los aspectos más abordados al hablar de temas de la mujer: cremas cosméticas, tratamientos de hidratación intensiva, liftings... Y es que el estado de la piel de una mujer impacta fuertemente su calidad de vida, por lo que se hace imprescindible tener las habilidades para mejorarla.

El Dr. Alex Guerra, médico especialista en Menopausia y miembro del Comité Científico del Centro Latinoamericano Salud y Mujer CELSAM, nos explica que “la mujer durante su Menopausia está expuesta a un deterioro de la piel más rápido. Sin embargo, debe entender que tiene opciones que le permitirán mejorar y frenar este proceso.”

Existe un conjunto de elementos tanto clínicos, fisiológicos que se suceden con la edad y que afectan el recambio celular epidérmico y el grosor de la piel, entre otras cosas. La radiación ultravioleta (UV) es la responsable de la mayoría de los problemas cosméticos (atrofia, manchas pigmentadas y arrugas). De la misma manera afectan hábitos nocivos como lo el consumo de cigarrillo.

Estos elementos medioambientales se suman a los cambios que tienen lugar con la edad. Según explica el Dr. Alex Guerra, “El adelgazamiento gradual de la piel y su atrofia se inician alrededor de los 30 años de edad, para intensificarse entre los 40 y 50, coincidiendo con la Menopausia y siendo más marcados en las áreas expuestas a la radiación solar”.

Uno de los cambios más fuertes que suceden durante la Menopausia es el cambio radical en la estructura de producción hormonal en la mujer. El Dr. Guerra señala que “en la piel se hallan definidos la mayoría de los caracteres sexuales secundarios y es el mayor órgano que depende de la producción de Estrógenos. La distribución de la grasa subcutánea y del vello corporal, así como el tacto característico de la piel femenina vienen determinadas por el balance de las acciones entre Estrógenos y andrógenos, siendo por lo tanto la calidad de la piel una resultante, a lo menos en parte, de la acción hormonal”.

En un estudio realizado por el Dr. Guerra en conjunto con la Universidad de Barcelona , se prueba que “los Estrógenos favorecen la actividad estructural de la dermis al disminuir la degradación y aumentar el colágeno total en la piel y por ende, el grosor de la piel. Esto significa que las terapias estrogénicas pueden tener indicaciones, por ejemplo, en algunas patologías caracterizadas por la atrofia y la sequedad dérmica”.

El análisis incluido en el estudio realizado, incluye una muestra realizado a 3.875 mujeres postmenopaúsicas, en las cuales se valoraron las arrugas, la sequedad y a la atrofia de la piel, además de considerar variables como la exposición solar, el consumo de tabaco y el uso de Estrógenos orales durante la Menopausia. El estudio es concluyente al decir que uso de los Estrógenos durante la Menopausia protege frente a ciertos aspectos del envejecimiento cutáneo.

La dermis (soporte físico de estructuras como los capilares, venas y terminaciones nerviosas) está formada principalmente por colágeno. Este colágeno representa entre un 70 y 80% del peso seco de la piel humana. Con el envejecimiento y la Menopausia, el colágeno sufre cambios morfológicos, químicos y físicos. Por otra parte, marcada pérdida de la elasticidad de la piel es uno de los elementos afectados más conocidos y está en directa relación con la edad cronológica.





Anticoncepción y enfermedades

Anticoncepción y la adolescencia

Anticonceptivos

Proyecto Farmacia Joven

Sexualidad

Terapia de reemplazo hormonal

CONDICIONES DE USO, PUBLICIDAD Y PATROCINIO

Todos los derechos reservados © 2004 - Centro Latinoamericano Salud y Mujer
Última actualización: 29/7/2004

diseño y desarrollo: CÓDICE